Oferta de seguros en Colombia. La necesitas más que nunca

car
siguenos en facebook siguenos en Twitter

Ya sea para asegurar un bien que tanto valoras, o incluso tu vida misma, un seguro es una inversión que te podrá ahorrar dolores de cabeza. Conoce aquí la oferta de seguros en Colombia y por qué la necesitas más que nunca.

¿Alguna vez has escuchado La cigarra y la hormiga de Esopo? Cuando te la enseñan en el colegio dicen que es una fábula sobre el esfuerzo, pero si la analizas bien, te darás cuenta que también tocan el tema de la previsión y el ahorro.

No hay que ser niño para comenzar a ver la magia y moralejas que traen este tipo de lecturas y cómo las puedes aplicar en tu día a día. Y nunca eres grande para adquirir nuevos hábitos, como lo es prepararte para el mañana.

Un seguro es como un ahorro a futuro, es tener un parte de tranquilidad en caso de que una tormenta llame a tu puerta. Sin embargo, especialmente en los países latinoamericanos, la cultura del ahorro y previsión no hace parte de la mentalidad de la mayoría.

Las opciones de seguro que encuentras en Colombia se pueden catalogar en cuatro categorías: seguridad social, seguros obligatorios o inducidos, seguros voluntarios y planes exequiales.

 

 

Copia de clasificaciondeaseguramiento-puntoaliado-ago25_Mesa de trabajo 1

 

Si un seguro es apropiado, accesible, asequible, tiene la cobertura que satisface tus necesidades y tiene capacidad de adaptación rápida al cambio, lo podrás ver como un producto que te ofrece valor.

“Muchos factores influyen en la decisión de comprar o no un seguro vehicular: la capacidad económica, la situación del país, el estado actual del carro y hasta la percepción que tienen las personas de las pólizas. Si bien para algunos tener un seguro ya hace parte de su ADN para poder conducir tranquilamente en las calles, otros consideran estos seguros un gasto innecesario, lo cual puede ser muy peligroso al final de cuentas”. Economía y Negocios. Servicios de póliza para vehículos se reinventan y amplían beneficios. El Tiempo.

¿Cuáles son las modalidades de seguro disponibles para mi vehículo?

Al momento de comprar tu carro haces bien las cuentas para poderlo pagar, pues la inversión que debes hacer no es menor. Es más, es una de las grandes compras que realizarás en tu vida.

Al ser este uno de tus bienes más preciados… ¿no sería bueno cuidarlo, y además, cuidarte de paso? Y no es simplemente manejar a la defensiva, respetar las señales y normas de tránsito, realizar el mantenimiento y revisiones que necesite, cuidar tu vida y la de los demás. Es también prevenir.

Seguro de vida grupo deudores

Seguro no lo conocías o no habías oído hablar de él:

La póliza de vida grupo deudores está orientada a proteger el valor del crédito otorgado a los acreedores, en caso de que éstos fallezcan antes de finalizar el pago de la totalidad del préstamo.

Así lo explican en la página de Fasecolda: “Cuando Juanita decidió comprar su primer vehículo solicitó un préstamo al banco para cumplir su sueño. Así las cosas, el banco que otorgó el préstamo recibirá la porción no pagada del crédito en caso de que Juanita fallezca antes de terminar de pagarlo”.

En estos seguros se protege la vida de la persona que solicita un préstamo, por tanto, esta persona será considerada como el asegurado, mientras que el prestamista será el tomador y beneficiario de la póliza.

¿Quién lo puede tomar?

El seguro está dirigido a los acreedores que quieran cubrir el pago del dinero prestado, en caso de fallecimiento del tomador del crédito. Aun cuando el tomador es quien presta el dinero y desea cubrir su patrimonio, el pago de la prima está a cargo del acreedor, es decir, de quien solicita el préstamo.

SOAT, el seguro qué sí o sí debes tener

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito o SOAT busca “garantizar los recursos que faciliten la atención integral para las víctimas de accidentes de tránsito, de acuerdo con unas coberturas definidas. De este modo todos los actores viales, nacionales o extranjeros, tanto conductores, pasajeros o peatones se ven beneficiados con este seguro”.

 

1,3 millones                                                  50 millones

               de víctimas fatales de heridos                en accidentes de tránsito por percances en la vía

 

Es importante que tengas en cuenta que no importa el tipo de vehículo que tengas, cada año debes renovarlo.

También te puede interesar: Lo que debes saber sobre el SOAT

 

 

Seguro de automóviles

“El seguro de automóviles es voluntario y cubre al propietario del vehículo en caso de que el automotor sufra daños totales o parciales por causa de un accidente, sea hurtado en su totalidad o en algunas de sus partes u ocasione daños a bienes de terceros o lesiones y muerte a terceras personas.

En estos casos, la compañía de seguros otorga al asegurado:

  • Una protección para garantizar la reparación del vehículo,
  • Una indemnización monetaria o en especie,
  • El pago de gastos legales u otros beneficios según corresponda a lo pactado en la póliza”.

El dicho reza “más vale pájaro en mano que cien volando”, y tiene que ver con ser precavidos, y en la medida de lo posible, prevenir algún incidente y accidente que puedas tener.

Ojalá no suceda, pero vas manejando y tienes un accidente, cuentas con tu SOAT pero no con un seguro de automóvil. Con mucho esfuerzo consigues el dinero para reparar los daños de tu carro o moto más los del otro vehículo. Sin embargo, una persona resulta lesionada, y te demandan…¿has pensado que existe esa mínima posibilidad? Si eso ocurre ¿cómo harás para salir de esa y responder por lo que te corresponde?

La diferencia de estas pólizas radica principalmente en la cobertura básica que ofrece, coberturas adicionales y servicios de asistencia.

 

De acuerdo a la Guía de seguros de automóviles de Fasecolda, las coberturas básicas que ofrece el seguro de automóviles es:

  • Cobertura de Responsabilidad Civil Extracontractual (protección ante daños ocasionados a terceras personas):
    - Daños a bienes de terceros.
    - Muerte o lesiones a una o más personas.
  • Coberturas al vehículo:
    - Pérdida total o destrucción del vehículo por daños.
    - Pérdida parcial del vehículo por daños.
    - Pérdida total del vehículo por hurto.
    - Pérdida parcial del vehículo por hurto. 

¡Quiero saber más!

 

 

Nueva llamada a la acción

¿TE GUSTÓ? SUSCRÍBETE